Conoce todo sobre la depilación para el parto natural

Todo sobre la depilación para el parto natural

¿Estás llegando al día del nacimiento de tu bebé y quieres saber si debes hacerte una depilación para el parto natural? ¿Crema depilatoria, rasuradora o Cera? ¡Tantas preguntas!

Todas hemos pasado por ese momento, y hay tantas cosas dando vueltas en tu cabeza que parece un poco menor el tema de la depilación hasta que te das cuenta que durante horas tendrás tu zona íntima expuesta frente a mucha gente y, quizás por comodidad o quizás por estética te sentirías más segura con un mejor cuidado de tu vello púbico ¿Verdad?

A continuación te dejo las mejores recomendaciones sobre la depilación para el parto natural para que tomes la mejor desición y te puedas informar de qué es lo mejor para el gran día y cómo cuidar tu cuerpo y la salud de tu bebé.

Lo primero ¿Es necesario depilarse para el parto?

La depilación íntima no es realmente necesaria para el parto desde el punto de vista médico, y francamente en la mayoría de los casos no es muy recomendable en una situación tan sensible como la del embarazo por la simple razón de que tanto la cera, la rasuradora o la depilación láser implican riesgos para tu cuerpo y para el bebé que deberías de tener en cuenta.

Durante el desarrollo del embarazo sufrimos grandes cambios en nuestros cuerpos, y no son solo físicos, por ejemplo el nivel de progesterona se nos va por las nubes ya que esta es justamente la hormona que promueve la gestación.

Estos subidones hormonales que experimentamos entre otras cosas nos pueden provocar hirsutismo, que es el crecimiento de vello abundante y en zonas donde antes quizás ni siquiera teníamos lo que resulta super incomodo y hasta algo extraño -afortunadamente luego del embarazo todo vuelve a la normalidad-.

y por eso muchas de nosotras nos preguntamos si realmente necesitamos depilarnos para nuestro parto (muchas veces por cuestiones de prolijidad propia más que por cuestiones de salud) ya que tal como te comentaba un poco más arriba desde un punto de vista médico no es necesario.

Recuerda que ya en el hospital o clínica hay enfermeras preparadas y entrenadas para afeitarte en caso de que sea necesario para evitar complicaciones para la salida del bebé, generalmente esto se realiza de la mitad de los labios exteriores hacia abajo con el fin de despejar el canal de parto.

Sin duda dejar este tema en manos de expertos en un momento crítico como este es la mejor idea, pero si de todas formas te quieres depilar o recortar tus vellos puedes tener en cuenta los puntos que te dejo a continuación.

Depilación con rasuradora

Como ya mencioné en el post “¿Por qué depilarse el vello púbico?” la utilización de rasuradoras en la zona genital (tanto en mujeres como en hombres) solo se recomienda para rebajar un poco el largo de los vellos y/o para estilizar la zona abdominal pero definitivamente NO para la parte de la vulva y los labios, en especial dentro de las 48hs previas al parto.

La razón es simple, el roce de las cuchillas sobre la piel suele -en mayor o menor medida- generar fricción e irritar la piel sensibilizando los poros y lastimandolos, incluso en algunos casos es posible llegar a sufrir pequeños cortes.

El problema de esto es que tanto los poros irritados como los pequeños cortes que puedes llegar a sufrir representan una gran posibilidad de sufrir algún tipo de infección como las producidas por el estreptococo del grupo A y creeme, que con una panza de casi 9 meses y un trabajo de parto por delante es algo que definitivamente quieres evitar ya que pueden llegar a presentar un peligro para la salud de tu bebé y complicar el parto.

Si de todas formas te sientes cómoda con la utilización de la rasuradora y realmente quieres -o tienes- que utilizarla para depilarte la zona púbica te recomiendo que tengas mucho cuidado de utilizar una rasuradora nueva, con cuchillas bien afiladas ya que van a asegurar una menor irritación en la piel y no van a tener oxidación.

También recuerda utilizar un jabón antiséptico y antibacterial apropiado que prevenga el desarrollo de bacterias. Esto te lo recomiendo especialmente para toda la época de embarazo pero es una buena idea utilizarlo siempre en tu rutina de aseo diario también cuando no estás embarazada ya que es mucho mejor que el jabón normal para la limpieza genital.

Yo hace muchos años utilizo el jabon intimo liquido para piel sensible de Eucerin que me dió muy buenos resultados ya que tiene una textura suave, es delicado con la piel y deja una sensación de leve capa de crema con un aroma muy rico (de todas formas siempre es recomendable hacer una prueba de alergia sobre tu piel 48hs antes de comenzar a utilizarlo solo para estar segura).

Depilación con cera

La depilación con cera es otra de las opciones más utilizada generalmente y aunque desde muchos puntos de vista es bastante “segura” ya que no tiene químicos y tampoco produce cortes hay que tener mucho cuidado con las quemaduras.

Durante el embarazo nuestra piel se vuelve mucho más sensible que lo de costumbre y reacciona de manera diferente y podría reaccionar también de forma diferente a lo habitual a la cera.

Si vas a realizarte una depilación con cera en tu casa no pases por alto la limpieza de tu piel previo y post depilación utilizando un jabón antibacterial como el mencionado anteriormente para minimizar las posibilidades de sufrir escozor e irritaciones en la piel.

También debes tener un gran cuidado con la temperatura de la cera ya que como todas sabemos Quemarse con cera es muy doloroso (admitámoslo, a todas en algún momento nos pasa) el problema no es cuando la quemadura es profunda o en una gran extensión de la piel (sin mencionar que en la zona púbica todo duele mucho más) si no también en pequeñas zonas ya que puede dar lugar a infecciones peligrosas que pueden complicarte la zona y poner en riesgo la salud de tu bebé.

Otro problema es lo incómodo de maniobrar con una panza en la zona. Mi recomendación para ti que estás pensando en depilarte con cera es que vayas a un centro de estética profesional donde tomen todas las precauciones necesarias y cuiden de tu cuerpo.

¡Mucho cuidado con la depilación láser!

Si bien los centros de estética especializados en el método de depilación por láser aseguran que el láser en sí mismo no afectará el desarrollo y crecimiento del feto ya que solo actúa sobre las capas más superficiales de la piel no es un método recomendado para una embarazada ya que médicamente no está comprobado si afecta de alguna manera al bebé en formación.

Además no es bueno que futuras mamás se expongan a ningún tipo de luz de láser ya que podría producir un rechazo corporal relacionado principalmente al cambio hormonal que sufrimos durante la gestación y producirnos reacciones cutáneas (incluso aunque no hayas tenido problemas con este método en el pasado).

De todas formas si estás decidida a depilarte mediante electrólisis te en cuenta lo que te cuento a continuación para minimizar cualquier tipo de riesgos 🙂

Recomendaciones para depilarse por electrólisis si estás embarazada

Como comentaba más arriba este es el método de depilación que ningún médico te recomendará por lo que ya mencionamos, pero si decides avanzar en esta dirección sin duda te recomiendo que evites la zona de los pechos durante el último trimestre sobre todo si tienes pensado amamantar.

Ya cuando te encuentras en las últimas semanas del embarazo lo mejor siempre es evitar también la zona del abdomen por el simple motivo de que es una zona muy sensibilizada y probablemente sea algo bastante incómodo para ti.

Utiliza solo tratamientos que sean por termólisis o diatermia, que actúa enviando ondas de radio ya que los otros tratamientos son de electrólisis galvánica que actúa enviando una corriente eléctrica durante lapsos de aproximadamente 1 minuto que recorre tu cuerpo.

Si bien la corriente obviamente es muy leve y no es en sí misma una amenaza a tu salud (al menos en una situación de no embarazo) no debes olvidar que tu bebé está rodeado por líquido amniótico que es un conductor de electricidad y sin duda puede tener algún efecto sobre tu bebé.

Evita las cremas depilatorias a toda costa

Bien, es verdad que esto es mi opinión pero habiendo tantas alternativas no encuentro ninguna razón para arriesgarse utilizando cremas depilatorias.

En términos formales, no hay ningún estudio que demuestre que son peligrosas o que afecten al buen desarrollo de tu embarazo, pero tampoco hay estudios que demuestren que sean seguras.

Estas cremas depilatorias tienen algunos ingredientes activos que no son para nada recomendables como es el caso del polvo del sulfuro de bario o el calcio tioglicolato.

Si por alguna razón decides depilarte con este método durante tu embarazo te recomiendo que primero te realices una prueba dermatológica en alguna zona de tu cuerpo (con una anterioridad de aproximadamente unas 48hs para estar segura).

Recuerda que este tipo de tratamientos suelen dejar un olor fuerte y profundo cuando entran en contacto con el oxígeno por lo que siempre debes tener en cuenta que debes ventilar bien el área y que lo realices tranquila y tomando el tiempo adecuado para evitar quemaduras químicas.

En resumen

Durante el embarazo vas a experimentar una crecimiento y aparición de vello aún mayor incluso en zonas donde antes no crecía y puede ser bastante incómodo por lo que es totalmente entendible que quieras emprolijar y cuidar este crecimiento rebelde pero siempre hazlo con un método que no ponga en peligro tu piel que estará mucho más sensible que lo normal y que tampoco ponga en riesgo la salud de tu bebé.

Evita tratamientos con electricidad y aquellos tratamientos químicos y recuerda siempre que el desarrollo del vello es algo normal en nuestro cuerpo y más aún durante el embarazo y es algo que como mujeres tenemos que abrazar y entender.

¿Tu que opinas? Comenta y Comparte

En tu caso ¿cómo fue la experiencia de depilarse durante el embarazo?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *